sábado, 15 de septiembre de 2007

Publicamos este artículo ya que, si bien, no atañe directamente a El Bierzo si tiene una relación indirecta con la polémica surgida a raíz de la decisión política de impartir leonés en la ciudad de León que si bien no afecta a nuestra región, pudiera en un futuro afectarla teniendo en cuenta que lo que "se lleva" ahora es utilizar la cultura como moneda de cambio de pactos electorales.

La plata de Xuaxús

OPINIÓN
FirmaCRISTINA FANJUL

EL HECHO de que las formas dialectales se utilicen como arma política es, desgraciadamente, una batalla con precedentes en España. Es normal que gente que antes se llamaba Jesús y ahora sólo responde a Xuaxús quiera que los niños de León pierdan el tiempo en aprender llionés en lugar de dedicar ese tiempo a reforzar su aprendizaje de matemáticas o a cultivar el hábito de la lectura. Es normal porque Xuaxús ha ayudado a Abel en su batallita política y ahora tiene que justificar tanta x. Pero lo que no se entiende es que la Junta se lo permita. Ahora, son sólo cuatro gatos que provocan poco menos que burla y hastío. Pero ojo. Aún recuerdo la época en la que en Galicia se consideraba aldeano falar galego. Y ahí les tienen cambiando los nombres en los cementerios. También es cierto que para la Junta es más fácil soltar dinero para algo tan inútil y vano como la llingua en lugar de gestionar para que León tenga las mismas posibilidades de crecimiento que Valladolid. Judas también iba de salvapatrias, pero no sé si Xuaxús tendrá suficiente con 30 monedas de plata.