miércoles, 28 de febrero de 2007

La Crónica-El Mundo: Miércoles, 28 de Febrero de 2007

OPINIÓN NOCIÓN PERSONAL
La bandera bercianista


ALEJANDRO J. GARCÍA NISTAL

En los manuales clásicos sobre el arte de la guerra la bandera era el símbolo, la clave, la puerta de comunicación entre la gloriosa victoria y la triste derrota. Era eso y mucho más. Conquistar la insignia al enemigo era dejarle sin honor, sin corazón, sin nada. Portarla, el mayor de los honores sólo reservado para unos pocos privilegiados. En el Bierzo, muchos quieren ser sus abanderados, y sin embargo, nadie tiene su exclusiva. Si atendemos a derechos históricos, el Partido del Bierzo se erige como su principal valedor por tradición. Si atendemos a vinculaciones con la comarca, el MASS representa la versión berciana del leonesismo regionalista al presentarse de la mano con la UPL. Si escuchamos a las huestes socialistas, ellos son los únicos que de verdad pueden representar al Bierzo institucionalmente porque gobiernan desde siempre su única y original institución, esto es, el Consejo Comarcal. En el Partido Popular de la zona el objetivo es claro: «dar al Bierzo lo que le pertenece por derecho propio. Tratarlo como una provincia sin serlo». Todos. Absolutamente todos se creen, como antaño en la península hispánica, descendientes del Cid; como en los países musulmanes, descendientes de Mahoma; como en las viejas familias de Astorga o Villafranca, de viejo abolengo perdido en la nostalgia. Todos. Absolutamente todos. Tiene su concepto del Bierzo, el auténtico, el mejor, el... De momento, como dije aquí y el compañero César Gavela reconoció después, el Bierzo debe caminar hacia la construcción de un Gran Ayuntamiento Comarcal dividido en áreas de gobierno específicas. ¿Y en los próximos comicios? ¿Quién se llevará el voto bercianista? ¿El voto del corazón, del sentimiento, de la reclamación? En este sentido el que parece llevar ventaja para ocupar el prestigioso puesto de abanderado es el PB, quien en una campaña personal, de boca a boca, visitando municipio por municipio, bar por bar y con acciones un tanto simbólicas como las pancartas y banderas en Fuensaldaña, Consejo, los carteles reivindicativos ante la visita del presidente Zapatero, Herrera, etc; es el que más se está moviendo, si bien, no se puede precisar si está acertando con su estrategia. Y es que el tercer puesto del podium electoral en esta ocasión, se encuentra más abierto que nunca. ¿Se romperá el bipartidismo el 27 de mayo? Pronto para intuirlo.